Esmeralda Banacloy  Martínez.

Francisco Barrios Marco.

Fisioterapeutas.

Autores del Libro Diatermia Capacitiva y Resistiva

DIATERMIA EN FIBROMIALGIA

La fibromialgia es una patología que se caracteriza un dolor intenso, que se percibe en muchos casos como insufrible, que incluso lleva al paciente a estados depresivos.

Siguen sin estar claras las causas de esta afectación, no se conoce exactamente porque una pequeña fractura puede desencadenarla y otra de mayor calibre no, en el presente se diagnóstica con eficacia, pero en el siglo pasado se llegaba a calificar a quien la padecía prácticamente de enfermo imaginario cuando no algo peor.

Se fibrosa el tejido que envuelve la musculatura, se producen retracciones y dolor, es más común en la zona del cuello, la espalda, glúteos y zona dorsal, el dolor tiende a extenderse, a ampliar su campo de acción.

Se generan contracciones reflejas que disminuyen la capacidad de riego sanguíneo y con ello se agrava la patología, junto a ello el cansancio se muestra como un acompañante inevitable. La depresión, el cansancio y la ansiedad se consideraban generadoras de la fibromialgia, cuando en su mayor parte son su consecuencia.

La diatermia aumenta el riego sanguíneo, disminuye el dolor, favorece la regeneración de los tejidos y es un potente relajante muscular, debiera ser una técnica de elección en el tratamiento de la fibromialgia.

La fisioterapia clásica con sus terapias físicas puede ayudar de muchos modos, el masaje, el calor profundo especialmente, movilizaciones y las técnicas de relajación contribuyen a una evolución positiva de la patología y a mejorar la calidad de vida del paciente.

TRATAMIENTO CON DIATERMIA

Aplicación de los Electrodos en la Técnica Capacitiva: Desplazaremos el electrodo capacitivo sobre toda la superficie en la que el paciente refiere dolor, realizando movimientos circulares y manteniendo una presión moderada. Usaremos el electrodo de tamaño grande.

Colocación de la Placa Pasiva: En este caso hemos optado por colocarla en el brazo derecho del paciente dado que nos dice que el dolor se extiende por el cuello, media espalda y se irradia hacia el brazo.

Duración de la Sesión de Tratamiento: Como la superficie a tratar es grande, el tiempo estimado de la aplicación será aproximadamente de 20 minutos.

Intensidad de Aplicación: En las primeras sesiones aplicaremos una intensidad grado 2 al inicio de la misma y pasados unos minutos y si el paciente dice que es muy suave la sensación térmica que percibe podemos subirla a grado 3 hasta finalizar la sesión.

Observaciones: Como las molestias son básicamente a nivel muscular y es el territorio más extenso en el que se manifiesta el dolor la mayor parte del tratamiento se realizará con la técnica capacitiva. La Diatermia al aumentar la oxigenación de los tejidos ayuda a mejorar la astenia crónica que suele afectar a la mayoría de los pacientes.

Aplicación de los Electrodos en la Técnica Resistiva: Aplicaremos el electrodo resistivo en aquellos puntos en los que el paciente refiera dolor articular o tendinoso. Usaremos el electrodo de tamaño medio.

Colocación de la Placa Pasiva: En este caso el paciente manifiesta molestias a nivel de la articulación del hombro, pérdida de fuerza y disminución del recorrido articular, por ello colocamos la placa de forma coplanar y próxima al lugar de aplicación de la zona afectada.

Duración de la Sesión de Tratamiento: Como la superficie a tratar es pequeña, el tiempo estimado de la aplicación será aproximadamente de 5 minutos.

Intensidad de Aplicación: La intensidad será durante toda la aplicación de grado 2-3 y cuando el paciente refiera demasiado calor, será el indicativo para cambiar a otro punto de aplicación.

Somos especialistas en Diatermia-Radiofrecuencia-Tecarterapia. Si quieres asesoramiento o formación contacta con nosotros. Francisco Barrios. Fisioterapeuta: 617.318.154

ask-3070333_1920
ask-3070333_1920