INDICACIONES Y CONTRAINDICACIONES DE LA DIATERMIA / RADIOFRECUENCIA EN TRATAMIENTOS MÉDICO-ESTÉTICOS, CAPILARES  Y DERMATOFUNCIONALES

La diatermia es una técnica, indolora, no invasiva, conservadora  y que aprovecha los mecanismos naturales del propio organismo para favorecer la bioestimulación y regeneración de los tejidos.

Cabe recordar que en sus orígenes  la diatermia fue una técnica médica ideada para tratar especialmente casos de artritis e incluso enfermedades infecciosas. No obstante los médicos, tras la aparición de los antibióticos y los antiinflamatorios, a mitad del siglo pasado, comenzaron a prescribir dichas sustancias y cayó en desuso este tipo de aplicación. Fueron los fisioterapeutas los que rescataron del olvido esta extraordinaria terapia física y más tarde las esteticistas comenzaron a aplicarla  por sus potentes efectos en el campo de la estética.

Los tratamientos estéticos, médico-estéticos y dermatofuncionales son mucho más que tratar arrugas, flacidez y celulitis. En muchos casos  implican una restauración de la salud del  tejido tratado,  tornándose la belleza un reflejo de dicha salud. Por otro lado, la diatermia se vuelve un potente aliado en el tratamiento pre y postquirúrgico,  tanto de las cirugía reconstructivas o reparadoras, orientadas a minimizar y reconstruir los daños ocasionados como consecuencia de los defectos de una malformación congénita o de un traumatismo, como de cirugías estéticas, cuya finalidad principal es mejorar las partes del cuerpo del paciente con las que no se siente satisfecho o que le causan un perjuicio, como son los casos de la reducción de pecho por problemas ortopédicos de la espalda o los casos graves ptosis palpebral.

La aplicación de la diatermia es especialmente acertada en las siguientes INDICACIONES:

Tratamientos  Capilares

Falta de crecimiento y caída capilar, fortalecimiento capilar, alopecia nerviosa…

Tratamientos Médico-Estético

Tratamiento de revitalización, hidratación, oxigenación de la piel. Regeneración cutánea de la piel sometida a procesos exfoliantes de naturaleza médico-cosmetológica (peeling químico, quemaduras faciales…). Tratamiento de preparación y mejora del tejido conectivo para realizar implantes (cartílagos, polímeros…). Potenciación de los principios activos infiltrados mediante mesoterapia (lipolíticos, regeneradores, etc.).

Tratamientos Dermatofuncionales

Tratamiento de Psoriasis, acné, secuelas y cicatrices del acné, rosácea, dermatitis, quemaduras, estrías, cicatrices hipertróficas y queloideas, escenas, escaras, úlceras, sabañones, celulitis, edemas linfoestáticos, estasis venosas superficiales.

Adiposidad localizada en los glúteos, abdomen, la línea de la cintura, caderas.

Reafirmación facial combatiendo la flacidez y descolgamiento en diversas áreas de la cara (párpado superior, pómulo, cuello, mentón, rictus…), reafirmación y remodelación de senos: Ptosis mamaria. Tratamiento de reafirmación y remodelación de glúteos, abductores y abdomen, tras importantes pérdidas de peso y embarazo.

Tratamiento de preparación a la cirugía (drenaje linfático y de desintoxicación): Blefaroplastia, Rinoplastia y rinoseptoplastia, Malarplastia, Mentoplastia, Otoplastia, Lifting facial, Mastoplastia de reducción, mastoplastia de aumento, mastopexia, Abdominoplastia, dermolipectomía abdominal, Liposucción, lipoescultura…

Tratamiento del dolor postoperatorio, inflamación postquirúrgica, reabsorción de los edemas, hematomas y seromas, drenaje linfático, flexibilidad cutánea, regeneración cutánea, fibrosis y adherencia, desencapsulación de prótesis mamarias…

Las CONTRAINDICACIONES de la diatermia / radiofrecuencia en principio son las mismas que las de cualquier equipo de alta frecuencia: radar o microondas, onda corta…., lo cual ya nos sirve para hacernos una idea clara.

  • Hemorragias recientes. En caso de una intervención quirúrgica no aplicaremos la diatermia hasta asegurarnos que haya pasado el riesgo de hemorragia, puesto que se corre el riesgo aumentarla al incrementar la hiperemia.
  • Tumores malignos. Totalmente contraindicado, ya que hay riesgo de que la alta frecuencia al aumentar la actividad de las células favorezca su proliferación y diseminación.
  • Flebitis, trombos y arteriopatías. En alteraciones venosas y arteriales importantes no se debe aplicar la diatermia, sin embargo si puede utilizarse en casos de piernas cansadas, por dificultad de retorno venoso y linfático. En ambos casos trabajaremos buscando lo que se denomina el efecto microcirculatorio. Activando el drenaje y siempre con sensaciones térmicas muy suaves.
  • Alteraciones de la sensibilidad térmica y/o dolorosa en el área a tratar. Es muy difícil calcular la intensidad que debemos aplicar, porque el paciente no pude darnos un feedback fiable de su sensación térmica, por ello se desaconseja usarla.
  • Marcapasos. Es una contraindicación absoluta por riesgo de interferencia con el mismo. En pacientes con cardiopatías y que toman de forma continua anticoagulantes se puede usar, siempre que tengamos el consentimiento de su cardiólogo y aplicando intensidades bajas para no sobrecargar el sistema cardio-circulatorio.
  • Aparatos auditivos implantados, bombas de insulina, de baclofeno.
  • Embarazo. Es una contraindicación absoluta, no se les puede aplicar en ninguna región corporal.
  • Pacientes epilépticos.
  • Dispositivos intrauterinos hormonados y anillos vaginales hormonados. DIU no hormonado, en caso de tener que tratar la zona abdominal/lumbar trabajaremos con mucha precaución, estaremos muy pendientes de la sensación térmica de la paciente. En las primeras sesiones trabajaremos con intensidades bajas para asegurarnos que no hay molestias, y colocaremos la placa de forma longitudinal en zona diafragmática, para evitar que la corriente atraviese estos dispositivos.
  • Menstruación. Si la paciente está menstruando y hemos de tratar la zona lumbar o abdominal, se recomienda aplazar la sesión hasta que haya terminado de menstruar, ya que la diatermia puede aumentar el sangrado.
  • Pacientes menores de 14 años. En principio esta contraindicación se argumenta en base a que la diatermia tiene el poder de activar el metabolismo local y acelerar los procesos de regeneración tisular. Los niños tienen zonas de crecimiento en sus huesos y articulaciones, corriendo el riesgo de alterarlas originando desequilibrios.
  • Implantes metálicos. Según la legislación española no se puede utilizar sobre zonas que tengan implantes metálicos e hilos tensores de oro; pero si podemos aplicarlo en regiones próximas, siempre y cuando nos aseguremos que la corriente no atraviesa la prótesis o el implante.
  • Enfermedades infecciosas del ojo y tejido orbitario, Glaucoma con presión elevada y exoftalmos en la enfermedad de Basedow. Son contraindicaciones a la hora de realizar tratamientos faciales.
  • Rellenos dérmicos reabsorbibles y Bótox. Se recomienda aplicar la diatermia previamente a las infiltraciones de ácido hialurónico y bótox, ya que así nos aseguramos que el tejido esté bien irrigado y en sus mejores condiciones. Una vez inyectado estas sustancias, no podemos aplicar sobre la zona la diatermia, pues esto ayudaría a reabsorber y metabolizar más rápidamente el producto y desaparecerían antes sus efectos.

  • Pacientes menores de 14 años. En principio esta contraindicación se argumenta en base a que la diatermia tiene el poder de activar el metabolismo local y acelerar los procesos de regeneración tisular. Los niños tienen zonas de crecimiento en sus huesos y articulaciones, corriendo el riesgo de alterarlas originando desequilibrios.

Somos especialistas en Diatermia-Radiofrecuencia-Tecarterapia. Si quieres asesoramiento o formación contacta con nosotros. Francisco Barrios. Fisioterapeuta: 617.318.154