Diatermia eMOTION TECAR MT 100

El uso del calor con fines terapéuticos es común a todos los dispositivos de diatermia. Sin embargo, la bioestimulación de los tejidos, que resulta fundamental para la eficacia terapéutica de la técnica, no solo está relacionada con el calor, sino también con la exposición de los tejidos a un campo electromagnético que puede interactuar con las células y su metabolismo.

eMotion Tecar MT 100 es uno de los equipos más completos actualmente, no solo por su capacidad en cuanto a potencia si refiere, o posibilidades de ajuste de sus parámetros de tratamiento (modos aplicación, protocolos, frecuencias, etc.) si no también, por la practicidad que nos proporcionan la gran variedad de electrodos y placas que incorpora, facilitando la aplicación de la técnica en todos los registros posibles independientemente del área del cuerpo a tratar, permitiéndonos exprimir al máximo la técnica, llevándola hasta su máximo exponente.

Espicificaciones técnicas

Técnicas: capacitiva y resistiva.

Potencia: 100 – 240 Vac, 500 VA

Frecuencia: 0,45 Mhz y 0,68 Mhz para trabajar tanto a nivel profundo como superficial respectivamente

Electrodos:

  • 1 Pieza de mano capacitivo estilo pequeño, 4 electrodos capacitivos de 20-40-60-80 mm
  •  Electrodo estático capacitativo grande
    Electrodo estático capacitativo pequeño
    Electrodo estático capacitativo espinal
  • 1 Pieza de mano resistivo estilo pequeño, 4 electrodos resistivos 20-40-60-80 mm
  •  Electrodo estático resistivo grande
    Electrodo estático resistivo pequeño
    Electrodo estático resistivo espinal

Placas neutrales (pasivas):

  •  Placa neutral con cable
    15 electrodos de retorno desechables

Kits adicionales a las placas neutrales:

  •  2 bandas elásticas (1500 mm – 600 mm)
    Botón de seguridad del paciente
    3 tubos de crema conductiva (1kg)

Características técnicas

– Medidor de potencia instantáneo

– Medición de impedancia instantánea

– Control de ciclo de trabajo: 5-100%, pasos de 1%

– Modo PEMF (campo electromagnético pulsado)

– Modo de bloqueo de fase

– Protocolos de uso automáticos y programas personalizables.

A destacar

TECNOLOGÍA PWM (Modulación por ancho de pulsos)

Esta tecnología se basa en una onda cuadrada con frecuencia de repetición constante y duración variable (ciclo de trabajo) que nos permitirá controlar, precisión milimétrica, la potencia absorbida por una carga eléctrica (las piezas tratadas), variando (modulando) el ciclo del tratamiento.

La tecnología PWM reduce drásticamente la disipación de potencia, lo que permite controlar la sensación térmica, manteniéndola a un nivel agradable para el paciente, sin limitar la potencia promedio suministrada.

De esta forma, controlando la entrada de calor asociada con el efecto de bioestimulación, que siempre está presente, el profesional puede promover selectivamente los fenómenos vasomotores que son secundarios a la entrada térmica, maximizando la interacción con los tejidos y el efecto terapéutico.

Por lo tanto, los tratamientos de “estimulación fría” son posibles junto con los tratamientos térmicos tradicionales.

TECNOLOGÍA DE BLOQUEO DE FASE

A través de un circuito especial, la frecuencia de trabajo ajusta automáticamente (+/- 10%) a las variaciones de impedimento del tejido a fin de mantener una onda sinusoidal óptima para una mejor transferencia de energía.

VEHICULACIÓN TRANSDÉRMICA DE PRINCIPIOS ACTIVOS

El voltaje aplicado por este dispositivo permite explotar el fenómeno de electroporación de la piel para promover la absorción de principios activos por los tejidos subyacentes al área tratada. Esto es de hecho la mesoterapia real, pero la proporcionada por la eMotion Tecar permite una distribución más constante del principio activo a través del área tratada y una mejor absorción de la misma a través del control apropiado de la potencia entregada.

Control continuo de la seguridad de los parámetros:

La electrónica del dispositivo proporciona una verificación completa de las condiciones en las que se va a realizar el tratamiento, lo que permite detectar (en un periodo de tiempo mínimo: 3 milisegundos) cualquier desviación significativa en los parámetros de operación.

El sistema de control, monitorea continuamente los siguientes elementos:

– El voltaje y la corriente eléctrica en los electrodos.
– Las condiciones de funcionamiento internas.
– La calidad del contacto entre el paciente y el electrodo neutro.
– La posible separación del electrodo activo.
– La presencia de fluctuaciones excesivas de tensión / corriente eléctrica, indicación de contacto deficiente entre el electrodo y el paciente.

Cada vez que el dispositivo detecta una de estas anomalías, el sistema la corrige o suspende el tratamiento a fin de evitar afecciones inseguras o inconvenientes para el paciente. Se ha tenido especial cuidado con la protección del dispositivo, los electrodos y los cables correspondientes, para garantizar la seguridad del profesional respecto a la dosis de campo electromagnético a la que se ve sometido durante el uso diario.

Las mediciones llevadas a cabo en un laboratorio externo independiente han demostrado que los niveles máximos de los valores de exposición (como lo indica el Decreto Legislativo italiano de 9 de abril de 2008, Nº 81) nunca se superan y que las emisiones detectadas son muy inferiores al límite.

Electrodos estáticos:

Gracias a la tecnología que asegura el rendimiento constante y sin sobresaltos, los electrodos estáticos se pueden aplicar de forma segura. Dando lugar a nuevas opciones:

– Es posible llevar a cabo tratamientos que son independientes del operador e incrementar la productividad del centro, reduciendo el tiempo que el profesional pasa al lado del paciente.

– Es posible realizar tratamientos en la columna vertebral con el paciente en posición decúbito supino, particularmente indicado en condiciones agudas.

– Es posible llevar a cabo un tratamiento complementario entre la terapia manual, tanto activa como pasiva, y la terapia instrumental.

PDF eMOTION TECAR MT 100

ask-3070333_1920

Productos relacionados