Esmeralda Banacloy  Martínez.

Francisco Barrios Marco.

Fisioterapeutas.

Autores del Libro Diatermia Capacitiva y Resistiva

 

DIATERMIA / RADIOFRECUENCIA EN EL TRATAMIENTO DE LA ADIPOSIDAD LOCALIZADA DE LA ESPALDA

La adiposidad localizada son acúmulos de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo, que son resistentes a las dietas y al  ejercicio físico, produciendo una pérdida de la armonía de la silueta corporal. No siempre se presentan en personas con exceso de peso, pueden aparecer en personas delgadas, sin embargo, si tienen relación con alteraciones hormonales, es la denominada adiposidad localizada primaria. Por otro lado está la adiposidad localizada secundaria, relacionada fundamentalmente con alteraciones alimentarias y falta de actividad física o sedentarismo. Cuando se produce un aumento de peso también incrementa el acúmulo de adiposidad en estas zonas. Al contrario que ocurre con la primaria, la secundaria si responde favorablemente a la dieta y la realización de ejercicio físico.

En ocasiones se encuentran al mismo tiempo que otras alteraciones dermatológicas como son la celulitis, la flacidez o problemas circulatorios venosos y/o linfáticos.

Las localizaciones más frecuentes de estos acúmulos de grasa son:

  • Abdomen
  • Caderas
  • Glúteos y zona subglútea
  • Muslos
  • Cara interna de la rodilla
  • Región submental
  • Zona del Tríceps
  • Pantorrilla y tobillos
  • Región cérvico-dorsal.
  • Zona inferior de la espalda o back rolls.

La diatermia es una herramienta muy eficaz para luchar contra la adiposidad localizada de forma no invasiva y segura, ya  que si el paciente colabora se pueden obtener buenos resultados en poco tiempo y de una forma muy cómoda y agradable. El paciente sólo sentirá, durante las sesiones de tratamiento, un calor intenso en profundidad, que no debe resultar molesto en ningún momento, acompañado de un masaje manual.

Otra de las ventajas de utilizar la diatermia para este tipo de tratamientos es que, al mismo tiempo que estamos favoreciendo la inhibición de la adipogénesis, favorecemos el aumento de la circulación sanguínea y linfática,  la formación de neocolágeno y elastina y la eliminación de líquidos acumulados. Todo ello contribuye a mejorar la calidad de la piel,  a evitar la flacidez secundaria a la pérdida de volumen corporal y luchar contra la celulitis, que tantas veces acompaña a este tipo de problemas estéticos.

Por otro lado, cabe destacar que no tiene efectos secundarios, por lo que el paciente puede continuar con su rutina diaria sin ningún contratiempo.

PROTOCOLO  DE TRATAMIENTO CON DIATERMIA / RADIOFRECUENCIA EN ADIPOSIDAD LOCALIZADA

  • Tratamiento: 2 o 3 veces/semana.
  • Mantenimiento: Las dos primeras semanas, después 2 semanales y luego una sesión mensual hasta finalizar el tratamiento.
  • Técnica de Aplicación: Capacitiva.
  • Electrodo: Monopolar. En ocasiones es necesario combinar la técnica resistiva con la capacitiva.
  • Frecuencia: Recomendamos usar una frecuencia media es decir entre 0,4 y 0,7 MHz
  • Buscamos una sensación hipertérmica, es decir grado III; pero que no llegue a ser molesta para el paciente.
  • Tamaño del electrodo: el de mayor diámetro que nos permita la zona a tratar. En el caso de la espalda, nalgas o superficies corporales grandes usaremos el electrodo de mayor diámetro, siempre y cuando el equipo con el que estamos trabajando tenga la suficiente potencia para mantener dicha sensación térmica durante la mayor parte del tratamiento, en zonas como  antebrazos, manos, pies y  el  electrodo mediano.
  • Colocación de la placa: Próxima a la zona a tratar. A ser posible utilizaremos la técnica transversal para concentrar en la zona de tratamiento la energía o la longitudial, aplicando la placa más cefálica, para aumentar el drenaje.
  • Duración de la sesión 20 a 30 min/zona a tratar.

RESULTADOS

Los resultados no se pueden estandarizar, están en función de las características individuales de cada paciente, del grado de adiposidad y su localización.

RECOMENDACIONES

Si además utilizamos durante las sesiones de diatermia, algún principio activo lipolítico, drenante o reductor, los efectos se verán  potenciados, aunque no es imprescindible su uso, si es recomendable. Productos  a usar: la L-carnitina, el ácido manurónico, el extracto de fucus, la cafeína y los enzimas lipolíticos serían los indicados.

El tratamiento con diatermia en la adiposidad localizada se puede combinar con  otras técnicas de electroterapia (ultracavitación, la criolipólisis, las ondas de choque, presoterapia, micro corrientes…) y manuales. Además se deben dar unas pautas nutricionales saludables, recomendar una correcta hidratación y la realización de actividad física aeróbica,  un mínimo de dos a tres veces por semana.

Tanto  el tratamiento de la celulitis como de sobrepeso y  adiposidad localizada debería comenzarse con un periodo de detoxificación.

Activos detox que depuran:

  • Diente de león. Efecto diurético y tónico digestivo contra el estreñimiento.
  • Drenador hepático, activa el páncreas, la función digestiva y la metabólica
  • L-carnitina. Moviliza los a. grasos para que las mitocondrias de la célula los usen como combustible.
  • Cardo mariano. Antioxidante y ayuda a eliminar toxinas, contribuyendo a la pérdida de peso. Mango africano, inhibe la producción de grasa y la reabsorción de carbohidratos, actuando sobre algunos enzimas como la amilasa
  • Té verde. Diurético, lipolítico (reduce el nº de adipocitos y quema grasas)
  • Café verde. Disminuye la absorción de azúcares y acelera la combustión de grasas.

Es importante eliminar toxinas, ya que en caso contrario el cuerpo aumenta el tejido adiposo para almacenar los tóxicos liposolubles. También se recomienda regenerar la flora intestinal para favorecer la regularidad del ritmo intestinal y ayudar a la detoxificación y la pérdida de peso. Para ello tomar prebióticos (fructooligosacáridos) y probióticos (lactobacterias vivas).

Y para los pacientes más activos y que realizan una actividad física importante es beneficioso la suplementación con coenzima Q10, que aporta energía y mejora la oxigenación de los tejidos, ayudando a la recuperación muscular tras el esfuerzo.

PRECAUCIONES

  • Falta de sensibilidad térmica o dolorosa

CONTRAINDICACIONES

  • Tumoraciones
  • Embarazo
  • Marcapasos
  • Infección
  • Prótesis metálicas, implantes auditivos o tipo bomba de insulina

 

Somos especialistas en Diatermia-Radiofrecuencia-Tecarterapia. Si quieres asesoramiento o formación contacta con nosotros. Francisco Barrios. Fisioterapeuta: 617 31 81 54