Esmeralda Banacloy  Martínez.

Francisco Barrios Marco.

Fisioterapeutas.

Autores del Libro Diatermia Capacitiva y Resistiva

DIATERMIA. TERAPIA RECUPERADORA POR EXCELENCIA

El verano es la época del año en la que más tiempo disfrutamos de horas de sol, aprovechamos el buen tiempo y las horas de luz para pasar más tiempo fuera de casa, hacer deporte en lugares abiertos, y tomar el sol, tan necesario para poder sintetizar la vitamina D y de paso ponernos un poquito morenos. Pero al igual que con todas las cosas, en el término medio está la virtud. Si no tomamos precauciones, el sol puede pasar de ser nuestro aliado a un potencial enemigo. Es el factor ambiental más perjudicial para la piel, principal causante del envejecimiento prematuro,  las manchas, flacidez y quemaduras. Es muy importante protegerse del exceso de radiación solar, ya sea con productos que  eviten las quemaduras solares y el envejecimiento prematuro de la piel, o evitando exponernos durante demasiado tiempo a la acción directa del sol. La exposición al sol sin una adecuada protección, el sedentarismo, el tabaco, el estres y la mala alimentación son los peores enemigos que tiene nuestra piel.

En el caso de que no hayamos sido todo lo cuidadosos que cupiera esperar, seguramente nuestra piel precisará del tratamiento de la radiofrecuencia/Diatermia, para cubrir la intensa necesidad de hidratación, paliar la falta de firmeza, elastidad y favorecer los procesos de recuperación que demanda nuestra piel, tras una exposición excesiva a  factores externos adversos.

Para poder sacarle los mejores resultados a los tratamientos con Diatermia, debemos conocer:

1.- ¿CUÁLES SON LOS MECANISMOS DE SU FUNCIONAMIENTO?

De todos es conocido la potente capacidad regeneradora de las corrientes de alta frecuencia. Existe mucha controversia a cerca de cuál es la frecuencia idónea para el tratamiento dermatofuncional. Algunos fabricantes de equipos de diatermia, plantean que la frecuencia con la que trabajan sus equipos es la única eficaz e inocua y que las frecuencias utilizadas por otros fabricantes son inutiles e incluso dañinas para los tejidos. ¡¡¡Nada más lejos de la realidad!!!

Cualquier equipo de radiofrecuencia/diatermia, que tenga registro sanitario, trabaje entre los 0,4 Mhz y 1,2Mhz, cuente con electrodos capacitivos y resistivos, potencia suficiente, a ser posible de fabricación europea y lo utilice un terapeuta formado en dicha técnica, va a obtener unos resultados expectaculares en sus tratamientos, sea el equipo de la marca que sea.

Como ya hemos explicado en otros artículos, que puedes encontrar en nuestro blog, la diatermia propicia el aumento de la circulación tanto sanguínea como linfática, proporcionando nutrición y oxigenación a los tejidos tratados y eliminando las sustancias de desecho acumuladas en los mismos.

2.- ¿A QUÉ NIVELES ACTUA?

La diatermia provoca una hipertermia controlada en las capas medias y profundas de la piel. La célula encargada de producir el colágeno es el fibroblasto, y con el aumento de la temperatura aumenta la producción del mismo, consiguiendo tras el tratamiento que  la piel luzca más tensa. Cuando aplicamos corrientes de diatermia/radiofrecuencia a la piel la estamos haciendo  más resistente a  las agresiones externas, ya que al equilibrar el pH, acelerar  las reacciones metabólicas, promover la creación de neocolágeno, aumentar la elastidad del tejido, la nutrición, hidratación y la regeneración celular se favorece una mayor capacidad de adaptación y reacción.

3.- TRATAMIENTO CAPACITIVO Y RESISTIVO

Previo a realizar el tratamiento con la diatermia hacemos  una limpieza de la cara, cuello y escote de nuestro paciente. A ser posible, en la primera sesión una exfoliación o peeling suave que ayude a reestablecer el correcto funcionamiento de la capa córnea. Este proceso nos ayuda a eliminar las células muertas y facilita la penetración y efectividad de tratamientos posteriores.

A continuación podemos aplicar un concentrado de ácido hialurónico, que aumentará la hidratación de la piel.

Una vez ya preparado el tejido, procederemos a extender la crema de radiofrecuencia por toda la zona de tratamiento y aplicaremos el electrodo capacitivo mediano en zona del escote, realizando movimientos circulares-ascendentes, el cuello desde la zona central (sin presionar en la zona de la tiroides) hacia la zona cervical, e iremos ascendiendo lentamente hasta llegar al maxilar inferior hacia finalizando detrás de la oreja. Para tratar las patas de gallo, el rictus, el código de barras, el arco superciliar y las bolsas, trabajaremos con el electrodo más pequeño y bajaremos la potencia del aparato. La intensidad con la que trabajamos dependerá del equipo que tengamos. Lo importante es que el paciente perciba una sensación térmica suave y agradable. Sí en algún momento nota molestias, paso de la corriente o le quema, habremos de bajar la intensidad o aplicar más crema conductora. En los equipos que tengan corriente pulsada podemos suministrar algo más de energía sin que la sensación térmica sea molesta. La placa pasiva la colocaremos en la zona cérvico-dorsal. Continuaremos el tratamiento con la diatermia utilizando la técnica resistiva. Electrodo mediano y con una sensación prácticamente atérmica. Realizaremos desplazamientos superficiales para activar el retorno linfático en dirección hacia los linfonodos: submendibulares, mastoideos, cervicales, occipitales, parotideos… Aunque en los tratamientos faciales no se precisa profundizar demasiado, siempre es recomendable trabajar con electrodos monopolares (unipolares). De este modo, nos aseguramos que aunque trabajemos con poca potencia y con una frecuencia alta, el efecto va ha llegar a capas profundas de la cara, cuello y escote. Para obtener los mejores resultados, no solo debemos actuar a nivel dérmico y subdérmico, también hemos de influir tanto en la musculatura como en fascias y ligamentos. Por ello, siempre recomendamos los electrodos monopolares  con placa de retorno pasiva en la espalda en los tratamientos faciales, y con más motivo en los corporales, que precisan alcanzar capas más profundas y se trabaja  en zonas más extensas.

Finalizaremos la sesión de tratamiento aplicando una mascarilla reafirmante y una crema contra la flacidez, que refuerce los efectos del tratamiento.

Como tratamiento de choque se recomiendo un par de sesiones a la semana, de un duración aproximada de 30min. Número de sesiones aproximado: de 6-8.

4.- ¿DE QUÉ PRODUCTOS NOS PODEMOS VALER PARA POTENCIAR SUS EFECTOS Y REALIZAR TRATAMIENTOS MÁS EFECTIVOS?

Concentrado facial de ácido hialurónico: Polisacárido altamente hidratante que se encuentra en su forma natural en el interior de la epidermis. Su función es captar agua, aumentando la unión intercelular y aportando al rostro un aspecto más firme y juvenil.

Vitamina C, neutraliza los radicales libres, contribuyendo a la regeneración de la piel además de activar la síntesis y mejorar la calidad de nuestro colágeno.

Aceite de rosa mosqueta: mejora la elasticidad, regenera y aporta una profunda hidratación, incluso en pieles delicadas.

Aceite de sésamo, hidratante y protector del sol y el viento. Revitaliza la piel, muy humectante, no aporta grasa y es rico en zinc, magnesio, fosfolípidos y ácidos grasos.

Aceite de Té Verde, además de hidratar protege la piel contra los radicales libres al contener sustancias antioxidantes

5.- ¿CUÁLES SON LOS ALIMENTOS QUE RECOMENDAMOS TOMAR A NUESTROS PACIENTES PARA CONTRARRESTAR LOS EFECTOS NOCIVOS DEL SOL?

Es importante que el paciente colabore con el tratamiento que estamos realizando llevando una  dieta sana y equilibrada. Para nutrir nuestra piel con las vitaminas, minerales, antioxidantes y  ácidos grasos esenciales que necesita, no basta con aplicarnos  cremas, mascarillas y serum. Hay que educar a nuestros pacientes y hacerles entender que tan importante es cuidarse por fuera como por dentro, donde las cremas no llegan.

En alimentos como las zanahorias, tomates, pomelos, kiwis, piñas, mandarinas, pimientos, coles, espinacas, arándanos, naranjas… se hayan los flavonoides y carotenos  que son  sustancias antioxidantes que nos protegen frente a los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel.

Además es imprescindible que el paciente esté bien hidratado, tanto antes de realizar las sesiones con diatermia, como el resto del tiempo. Le aconsejaremos que tome diariamente de 1-1.5 litros de agua y/o infusiones.

Si quieres ampliar información o contactar con nosotros puedes hacerlo desde la zona de contacto, responderemos a cualquier información que nos solicites. Somos especialistas en Diatermia, realizamos formación en Clínicas de Fisioterapia tanto en aplicaciones terapéuticas como en Dermatofuncional.

ask-3070333_1920
ask-3070333_1920