Esmeralda Banacloy  Martínez.

Francisco Barrios Marco.

Fisioterapeutas.

Autores del Libro Diatermia Capacitiva y Resistiva

 

DIATERMIA EN EL TRATAMIENTO DE LA CELULITIS

La celulitis es una alteración del tejido conjuntivo en las que aparecen varios fenómenos:

  • Hiperpolimerización de los   mucopolisacáridos
  • Hiperviscosidad de la sustancia fundamental
  • Hipertrofia de los adipocitos
  • Esclerosis

La ralentización de la circulación, la degeneración de las fibras y los trastornos en los intercambios celulares provocan  una acumulación de agua y toxinas en el tejido subcutáneo. La finalidad del tratamiento con la diatermia en el tratamiento de la celulitis será mejorar la circulación sanguínea y linfática, además de  movilización y reducción, con sustancia lipolíticas, de los  acúmulos adiposos.

FASES  DE  LA  CELULITIS:

Estadio 1: estasis circulatorio venoso y linfático.

Estadio 2: la piel más endurecida por  edema en el tejido adiposo, “piel  de naranja”.

 Estadio 3: aparición de  micronódulos debido a la  degeneración del colágeno y a la    formación de tejido conectivo fibroso. En ocasiones el paciente nota dolor a la palpación o incluso con el movimiento, por ejemplo si realiza algún tipo de ejercicio como  carrera, saltos…

 Estadio 4: formación de macronódulos  duros  y de consistencia rígida, dolor permanente (aún sin tocar la piel) por la compresión de vasos y nervios.

CAUSAS DE LA CELULITIS

Las causas de las celulitis son variadas y numerosas, una persona puede  tener uno o varios factores que le predispongan a padecer dicha alteración. Se tiende a pensar que va asociada siempre a la obesidad; pero no es cierto, hay pacientes que están delgados y tienen celulitis y otros con sobrepeso que no la padecen. Entre otras causas podemos destacar:

·Endocrinas (alteraciones en el equilibrio estrógenos-progesterona, hiperfoliculinemia)

·Neurovegetativas (distonía neurovegetativa con  alteración de las catecolaminas)

·Factores  Genéticos

·Tóxico-infecciosas (alcohol, tabaco, café)

·Constipación

·Mal funcionamiento hepático

·Psicológicas (depresión, ansiedad, estrés)

·Mecánicos (embarazo)

·Trastornos circulatorios.

TIPOS DE CELULITIS

  • La celulitis dura se presenta sobre todo en  mujeres jóvenes, sin sobrepeso y que suelen realizar algún tipo de ejercicio físico. Por lo general suele estar en zonas muy localizadas y frías al tacto .La piel resulta difícil de pellizcar, con  ondulaciones y dolorosa a la presión.
  • En la celulitis blanda la piel se pude pellizcar y tiene un tacto blando. Estos pacientes suelen hacer poco ejercicio, tienen tendencia a la obesidad y a grandes fluctuaciones de peso.   Suele darse más en mujeres que están en la menopausia o se van    El lugar con mayor tendencia a padecerla es el interior de los brazos, conforme la piel va ganando flacidez, y el interior de los muslos, en zona de los aductores.
  • La celulitis edematosa se da en pacientes con problemas circulatorios, puede aparecer en edades tempranas. Se localiza principalmente en los miembros inferiores, ya que son estas extremidades las que padecen con mayor frecuencia alteraciones circulatorias.

SIGNOS Y SÍNTOMAS CELULÍTICOS

  • Piel de naranja
  • Nódulos celulíticos
  • Edemas
  • Dolor a la manipulación o de forma habitual
  • Alteraciones sensitivas

LOCALIZACIONES DE LA CELULITIS

  • Espalda
  • Trocánteres (zona de las cartucheras)
  • Rodillas
  • Brazos
  • Cintura
  • Abdomen
  • Interior de los muslos y glúteos

PAUTAS DE TRATAMIENTO

El tratamiento de la celulitis con la diatermia o radiofrecuencia se puede realizar simplemente usando una crema de radiofrecuencia para facilitar el desplazamiento del electrodo capacitivo y disminuir la impedancia de la piel o bien con un producto cosmético lipolítico o anticelulítico. Si optamos por la segunda opción bien podemos aplicar de forma tópica el principio activo realizando un masaje manual previo a iniciar la sesión con diatermia o mezclar dicho producto con nuestra crema conductora y aplicarlo durante toda la sesión. En ambos casos conseguiremos que penetre mucha más sustancia y aumentaremos los efectos de la misma,  ya que la termoforesis facilita la absorción del producto y su distribución interna de forma mucho más eficaz que aplicándolo manualmente sin usar la diatermia.  Hay que tener especial atención a las cremas anticelulíticas que den frío o calor. No se deben usar, ya que la diatermia aumentarán su efecto criogénico o termogénico y puede llegar a resultar desagradable para el paciente.

Las sustancias que se usan con mayor frecuencia durante estos tratamientos  son la L-carnitina, cafeína, enzimas lipolíticos, ácido manurónico, extractos de fucus, etc. Cuando  tratemos una celulitis edematosa  sería interesante utilizar productos que tengan un efecto  antiedematosos (ruscus, castaño de indias, árnica, guaraná) y técnicas drenantes. También estarán indicados cosméticos reestructurantes, regeneradores y calmantes, como la manzanilla, el silicio orgánico, centella asiática, etc.

La presencia de un importante panículo adiposo, en algunos casos, puede hacer que no se perciba correctamente la sensación térmica, por lo que se debe proceder con cuidado y preguntarle al paciente con cierta frecuencia cuál es su nivel de percepción de calor.

Avisar a la paciente que los nódulos celulíticos pueden producir molestias durante el tratamiento, por la presión a la que se les somete. Tanto el paciente como el fisioterapeuta constatarán que conforme vamos realizando sesiones las sensaciones molestas irán disminuyendo en intensidad o incluso llegarán a desaparecer, en parte por el potente efecto analgésico que tiene la diatermia y también porque disminuye el edema  al aumentar el retorno venoso y linfático,  disminuye  la presión mecánica sobre los tejidos y por lo tanto el dolor. Con el uso de la diatermia capacitiva el tejido conjuntivo se permeabiliza,  el efecto fibrinolítico de la técnica resistiva hace que el efecto de piel de naranja vaya desapareciendo poco a poco  y que mejore el aspecto y la salud de la piel al estimular los cambios bioquímicos tisulares.

Adaptar el tamaño del electrodo  a la zona de tratamiento y la velocidad del movimiento y a la potencia  aplicada a la sensación  térmica  del paciente.

Como hemos  mencionado con anterioridad, el estreñimiento puede empeorar la celulitis. Como un tratamiento complementario la diatermia puede ayudar a mejorar el tránsito intestinal al aplicarla con la técnica capacitiva sobre el abdomen y la placa en la zona lumbar. Además se le recomienda al paciente que intente cambiar sus  hábitos alimenticios a unos más sanos , que beba bastante agua durante el día, al menos dos litros y que realicen un par  de veces a la semana como mínimo un ejercicio suave o aeróbico de al menos  una hora de duración.

PROTOCOLO  DE TRATAMIENTO

  • Tratamiento: 2 ó 3 veces/semana   (10-20 sesiones)
  • Mantenimiento: 1 vez cada  2 semanas   y  1 vez cada mes
  • Técnica de Aplicación : Capacitiva

  • Se recomienda realizar presión con el manípulo y masajear la zona tratada con la mano libre del terapeuta.
  • La potencia aplicada debe ser relativamente
  • Tamaño del electrodo: el de mayor diámetro que nos permita la zona a tratar.
  • Colocación de la placa: Siempre que sea posible transversal, o bien
  • Sensación térmica del paciente 3-4
  • Duración de la sesión 20 min/zona a tratar

RESULTADOS

Los resultados no se pueden estandarizar, están en función de las características individuales de cada paciente. Por norma general llegarán en función de los parámetros individuales de la persona tratada. No se puede generalizar (cada persona es un mundo). Disolver grasas, eliminar toxinas y drenar edemas lleva su tiempo y debemos dárselo al organismo para reaccionar.

Cuanto más cronificada esté la celulitis más difícil será obtener resultados con el tratamiento conservador, teniendo  en algunos casos que recurrir a la liposucción. En este caso  fisioterapeuta deberá preparar la zona previamente a la cirugía y tras la intervención comenzar los tratamientos a las 48-72h, una vez  superado el riesgo de hemorragia.

 

PRECAUCIONES

  • Falta de sensibilidad
  • Mujeres con anemia severa
  • Este tratamiento puede realizarse sin problema a mujeres portadoras de DIU (Dispositivo Intra Uterino), siempre y cuando no sea  hormonado y no estemos tratando específicamente la zona del abdomen.
  • Si vamos a tratar la zona abdominal es preferible no realizarlo en los días en que la paciente esté con la menstruación, ya que puede aumentar el sangrado.

 

CONTRAINDICACIONES

  • Tumoraciones
  • Embarazo
  • Marcapasos
  • Infección
  • Prótesis metálicas, implantes auditivos o tipo bomba de insulina

 

Si quieres ampliar información o contactar con nosotros puedes hacerlo desde la zona de contacto, responderemos a cualquier información que nos solicites. Somos especialistas en Diatermia, realizamos formación en Clínicas de Fisioterapia tanto en aplicaciones terapéuticas como en Dermatofuncional.

ask-3070333_1920